Un poema de Jalil Gibran: “Tus hijos no son tus hijos”

En la entrada de hoy queremos compartir un texto acerca de lo que significa ser madres y padres. Se ha propagado y se sigue propagando ampliamente por la red. Nosotros queremos sumarnos a tal empeño. Es un poema del poeta libanés Jalil Gibran. Preferimos citarlo sin comentarios, pues como texto que usa las palabras precisas, su mensaje carece de límites. Creemos que un blog de psicología infantil ha de hacerse eco de tal mensaje.

"Amor" de Jalil Gibrán. Óleo sobre lienzo.
“Amor” de Jalil Gibrán. Óleo sobre lienzo.

Fragmento de “El Profeta”.

Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa de mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti
porque la vida no retrocede
ni se detiene en el ayer.
Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.
Pues aunque Él ama
la flecha que vuela,
Ama de igual modo al arco estable.

“El ruiseñor se niega a anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría”.

Jalil Gibrán